estado de ánimo

El clima es un factor a tener en cuenta en nuestros cambios de estado de ánimo. A algunas personas les afecta más el calor, a otras más el frío o la humedad, pero es muy fácil que influya en cómo nos relacionamos con nuestro entorno.

Los cambios de temperatura afectan a nuestro estado de ánimo

Durante el verano se altera nuestra rutina de dormir, comer, de descansar o de relacionarnos con los demás porque los días son más largos y pasamos más tiempo fuera de casa. Y si a eso le añadimos que las temperaturas son altas, nuestro cuerpo tiene que hacer un gran esfuerzo para adaptarse a todos estos cambios.

Diversos estudios han determinado que cuando las temperaturas se elevan, nuestro cuerpo reacciona con estrés para intentar sobrevivir. El cuerpo comienza a exteriorizar síntomas de cansancio, tanto físicos como psicológicos. Es entonces cuando al cerebro empieza a reaccionar con emociones como el estrés, la ansiedad, la impaciencia, el mal humor. Muchas de estas emociones se producen como consecuencia de la mala conciliación del sueño. En esta época los descansos se vuelven más difíciles incluso llegando a padecer insomnio.

Pero no todo va a ser malo. Con temperaturas menos extremas, es decir, un calor soportable, las personas son más felices. Se disfruta de más horas de luz, de poder pasar más tiempo en la calle con amigos, de hacer deporte o actividades al aire libre, etc., lo que se traduce en estados de ánimo más alegres y felices.

Recomendaciones para evitar la ansiedad que produce el calor

Para pasar del estado de ansiedad producido por el calor a un estado de felicidad por estar disfrutando de este tiempo, podemos seguir algunas recomendaciones y distraerse de la sensación de calor:

  • Hidrátate frecuentemente con el fin de evitar que llegue el temido dolor de cabeza.
  • No salgas a la calle en las horas centrales de máximo calor. No tienes que quedarte todo el día en casa, sino que lo puedes solventar cambiando un poco los horarios.
  • Sigue una rutina y un horario para dormir con el fin de ayudar al cerebro a la hora de descansar mejor.

Si tienes en cuenta estas cosas y aquellas que te ayudan a ti personalmente a estar más feliz pasarás un verano disfrutando de las actividades y de la compañía.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre