Cáritas

El delegado de Cáritas diocesana de Astorga, Francisco Turrado, y la directora, Inmaculada del Peso, junto con el delegado diocesano de Migraciones, Isaac Núñez, han mantenido una reunión de trabajo con el obispo de Astorga, Jesús Fernández, que es además obispo acompañante de Cáritas Española, para tratar todo lo relacionado con los refugiados ucranianos a consecuencia de la invasión de su país por parte de Rusia.

En la misma se ha diseñado el plan de acogida, que se llevará a cabo en coordinación con las instituciones públicas que están encargadas de hacer la recepción de estas personas en España, y con Cáritas Española.

Por parte de la Diócesis se están identificando todos los recursos disponibles en nuestro territorio para dar respuesta a los refugiados que podamos acoger en función de lo que determinen las autoridades públicas. Se trata de poner a disposición viviendas, servicios y un equipo de voluntarios que puedan acompañar y orientar a las personas que llegan a nuestra zona.

Cáritas y la Diócesis de Astorga trabajan coordinadamente para hacer todo lo que esté en nuestras manos con el fin de poder atender en las mejores condiciones posibles a las personas que puedan llegar a nuestro territorio a través de los canales autorizados. Por ello remarcan que «se evite acudir a iniciativas individuales y que la ayuda se canalice a través de las organizaciones que están implicadas en apoyo sostenido a las personas víctimas de situaciones penosas y tienen un sistema organizativo que lleva décadas respondiendo a estas realidades humanas».

Cáritas canaliza la ayuda que se deposite en la cuenta del Banco Santander y en el Bizum para hacerla llegar a Ucrania a través de Cáritas Internationalis. Además, remarcan que no recogen material físico (ni ropa, ni alimentos, ni otros artículos) para hacer llegar a la zona en conflicto debido a las dificultades logísticas y los riesgos que entrañan hacer llegar este material a Ucrania.

«Estamos en contacto con Cáritas Ucrania y con las Cáritas de los países fronterizos, que nos piden ayuda en efectivo para poder organizar la adquisición de los productos que necesitan sobre el terreno, y así es como estamos trabajando», han apuntado desde la ONG.

Cabe señalar que hay 36 centros de Cáritas en la zona atendiendo a las personas. «No podemos ignorar las trágicas implicaciones humanitarias de la guerra», dice Aloysius John, secretario general de Cáritas Internationalis. «Es deber de la comunidad internacional proteger a la población ucraniana y asegurar su acceso a la ayuda inmediata». Por lo que piden que se garantice el acceso humanitario de las personas vulnerables a la ayuda. «Estamos urgidos a actuar. Lo que está pasando en Ucrania pone en peligro la estabilidad internacional y la paz, como insiste el Papa Francisco, y lleva a una ruptura del derecho internacional».

También recuerdan que Cáritas es una ONG de acogida, prevención e integración social, y en este sentido reflejan que están preparando todos los recursos para atender la llamada de los hermanos ucranianos que la precisan en estos momentos.

Para poder ayudar en esta crisis recuerdan que tienen dos vías operativas. Por una parte, la cuenta del Banco Santander ES76 0049 4625772810043331, especificando en el concepto ‘Cáritas con Ucrania’. Y la otra, a través del Bizum de Cáritas 02815, con el mismo concepto.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre