Es común ver en nuestras carreteras vehículos trasportando todo tipo de mercancías, generalmente por abaratar costes y no contratar un vehículo especializado, o a veces simplemente por “dejadez”, sin ser consciencias del peligro que causamos en la vía, los riesgos que corremos, o cuánto puede sobresalir la carga.

Vamos a ver en primer lugar lo que recoge al respecto el Código de Circulación:

ARTÍCULO 14. Disposición de la carga

  • La carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos. Y si fuera necesario, sujetos, de tal forma que no puedan:
    Arrastrar, caer total o parcialmente, o desplazarse de manera peligrosa.
    Comprometer la estabilidad del vehículo.
    Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas.
    Ocultar los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores.
  • El transporte de materias que produzcan polvo o pueden caer se efectuará siempre cubriéndolas, total y eficazmente.
  • El transporte de cargas molestas, nocivas, insalubres o peligrosas, o las que entrañen especialidades en su acondicionamiento o estiba, se atendrá a las normas especificas que regulan la materia.

ARTÍCULO 15. Dimensiones de la carga

  • La carga no sobresaldrá de la proyección en planta del vehículo, salvo en los casos y condiciones previstos en los apartados siguientes. En los de tracción animal, se entiende por proyección la del vehículo propiamente dicho prolongada hacia adelante, con su misma anchura, sin sobrepasar la cabeza del animal de tiro más próximo a aquel.
  • En el resto de los vehículos no destinados exclusivamente al transporte de mercancías, la carga podrá sobresalir por la parte posterior hasta un 10 por ciento de su longitud. Si fuera indivisible, un 15 por ciento.
  • Cuando la carga sobresalga de la proyección en planta del vehículo, siempre dentro de los límites mencionados, se deberán adoptar todas las precauciones convenientes para evitar daños o peligros a los demás usuarios de la vía. Deberá ir resguardada en la extremidad saliente para aminorar los efectos de un roce o choque posibles.
    Si el vehículo circula entre la puesta y la salida del sol o bajo condiciones meteorológicas que disminuyan la visibilidad, la carga deberá ir señalizada con una luz roja. Cuando la carga sobresalga por delante, la señalización deberá hacerse por medio de una luz blanca.

Señal V-20

  • La carga que sobresalga por detrás de los vehículos a que se refieren los apartados 2 y 3 deberá ser señalizada por medio de la señal V-20. Sus características se establecen en el anexo XI del Reglamento General de Vehículos en el artículo 173. Esta señal se deberá colocar en el extremo posterior de la carga de manera que quede constantemente perpendicular al eje del vehículo. Cuando la carga sobresalga longitudinalmente por toda la anchura de la parte posterior del vehículo, se colocarán transversalmente dos paneles de señalización. Cada uno de ellos en un extremo de la carga o de la anchura del material que sobresalga. Ambos paneles deberán colocarse de tal manera que formen una geometría de “V” invertida.

Cuánto puede sobresalir la carga

En el caso de vehículos con un ancho inferior a un metro, la carga no podrá sobresalir por los laterales en más de 50 centímetros respecto a los extremos del eje longitudinal, ni por la parte posterior en más de 25 centímetrosY en este caso, además, la carga no podrá sobresalir por la parte delantera, respecto a la longitud del vehículo. El límite máximo está marcado por la condición de que el vehículo mida más de 5 metros de longitud, en cuyo caso se podrán cargar bultos que sobresalgan hasta 2 metros por delante, y en un máximo de metros por detrás, en caso de que la carga sea indivisible.

Para vehículos hasta 5 metros, entonces se podrá exceder en un tercio de la longitud del vehículo, tanto por la parte frontal como por la posterior, e igualmente por los laterales. No obstante, en este caso y todos los demás, la carga que sobresale por la parte posterior hay que señalizarla siempre, obligatoriamente, con un panel de 50 x 50 centímetros con franjas diagonales alternas de color rojo y blanco. Y este panel se debe colocar, también en los turismos, de forma completamente perpendicular al eje del vehículo, y en el extremo posterior de la carga.

¿Cómo debemos señalizar la carga?

En el caso de vehículos destinados al transporte de mercancía, y en los casos en que se permite que la carga sobresalga por los laterales, también se tendrá que señalizar la carga. Concretamente, cuando sobresalga longitudinalmente por toda la anchura de la zona posterior. En estos casos se tendrán que colocar otros dos paneles de señalización en cada extremo. Además se tendrá que colocar una luz roja en la parte posterior señalizando la carga. Esta norma se aplica para los turismos no destinados al transporte de mercancía, entre la puesta y salida del sol, o si existen condiciones meteorológicas que disminuyan la visibilidad. Para los bultos que sobresalgan por la parte frontal del vehículo se emplea un dispositivo reflectante blanco y una luz blanca como sistema de señalización.

Es importante tener en cuenta esta normativa, para no correr riesgos. Tanto si lo hacemos en nuestro vehículo como si somos conductores profesionales, debemos tomar precauciones y comprobar que la carga no entraña peligro ni para nosotros ni para el resto de usuarios de la vía.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre