Cuando nuestro vehículo duerme en la calle tiene más posibilidades de sufrir desperfectos. En época estival  es común, que en nuestro destino de vacaciones no dispongamos de garaje y dejemos el vehículo en la calle. Es interesante y obligatorio leerse las coberturas de nuestro seguro respecto a los daños propios y daños provocados por actos vandálicos, para no llevarnos sorpresas.

Podemos encontrarnos nuestro vehículo con abolladuras o ralladuras, acciones que a algunas personas les hace sentir realizados. Estos daños no nos impiden seguir utilizando nuestro vehículo pero, nos enfurecerá considerablemente. Pueden darse otras causas que derivaran en daños más severos, como es el caso de incendio, o rotura de lunas, golpes con desperfectos que incapaciten el uso del vehículo… Consecuencias que nos causaran un trastorno mayor.

Analicemos estas coberturas individualmente:

Cobertura de incendio:

La cobertura de incendio te cubre en cualquier circunstancia, tanto si el incendio es consecuencia de una avería, un fenómeno atmosférico o un acto vandálico. En estos dos últimos casos, se haría cargo el Consorcio de Compensación de Seguros, pero solo si la cobertura está contratada en el seguro. En los seguros a todo riesgo la cobertura es la misma.

Si bien, en estos supuestos es necesario ver que tenemos contratado, es decir si nos van a resarcir el daño del vehículo con el valor de nuevo, valor de mercado o valor venal. Es importante conocer dicha cobertura porque cuando ocurra el incidente lo que podremos reclamar a la compañía aseguradora será exclusivamente, lo que hayamos contratado.

Cobertura de lunas:

La cobertura de lunas, te cubre la reparación y sustitución de todas ellas (delanteras, traseras, laterales). En este supuesto tenemos que destacar el supuesto de que nuestro vehículo disponga de techo solar, en cuyo caso,  quedara cubierto cuando venga de serie o de que hayamos reflejado la existencia del mismo a la hora de contratar el seguro. Ahora bien, si la rotura de lunas es consecuencia de un robo, la cobertura que se aplicara será la de robo, por ello debemos tener contratada la misma, también.

Las anteriores coberturas son básicas, y las contratadas con carácter general. Ahora bien, para el resto de daños tendríamos que afrontarles nosotros, como propietarios del vehículo, salvo que contratemos la cobertura de daños propios, cobertura que se obtiene con la contratación de “seguro a todo riesgo”, con o sin franquicia. La cobertura por actos vandálicos, solo tiene cabida su reclamación, en el caso de tener contratada la prestación de “daños propios”, en el caso de un seguro “a terceros” no tendríamos esta cobertura. El seguro a terceros como bien indica es un seguro que nos cubre frente a los daños que podamos causar a terceras personas, pero no los  causados a nuestro propio vehículo; en este caso podemos ampliar la modalidad de seguro con otras coberturas.

Acto vandálico:

En el caso de sufrir un acto vandálico es conveniente formular la denuncia correspondiente ante la autoridad competente, para tramitar la reclamación frente a la compañía aseguradora. Es común, entre algunas compañías en el caso de tener contratado un todo riesgo con franquicia, y sufrir arañazos o ralladuras en el vehículo, el aplicar una franquicia por cada lado del vehículo, lo cual conlleva a que la suma de dichas franquicias, a veces supere el coste de reparación del vehículo. Suelen alegar que ya existían otros arañazos, los cuáles a veces solo “se aprecian por los peritos de las compañías… por ello es recomendable sacar fotos de todas las zonas afectadas y lo más , nítidas posibles dado que servirán de prueba a la hora de rebatir, la preexistencia de los mismos, alegada por la compañía.

Evidentemente, estos supuestos se aplican en el caso de que no nos consten datos del causante de dichos daños, que es el que está obligado a responder directamente.

Como ya he dicho en otros blogs más VALE PREVENIR QUE LAMENTAR, por lo que a la hora de contratar un seguro no mires SOLO su coste sino analiza cada una de las coberturas.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre