El Banco de Alimentos para Animales, que ayuda a alimentar a las mascotas que forman parte de estas familias, pasa actualmente por un momento complicado. «Se nos está acabando el pienso y por el momento no podemos organizar, con suficientes garantías sanitarias, una operación saco», aseguran desde el banco de alimentos.

Durante este año solo han realizado una operación de recogida, lo que ha dejado casi vacías las existencias. «A día de hoy, hemos entregado a las familias 4284 kilos de alimentos para perros y gatos. Nos quedan 788 kilos de pienso de perros y no nos queda pienso de gato», lamentan. «Con lo que tenemos de perro, cubrimos el próximo reparto, pero dejaríamos tiradas a las familias de los gatos». Un reparto que quedaría cubierto con 120 kilos de pienso, el objetivo que se han marcado para el próximo 12 de septiembre.

Es por este motivo que han puesto en marcha la Red de establecimientos colaboradores con el Banco. 28 locales repartidos por toda la ciudad donde la ciudadanía puede dejar sus donaciones. «Creemos que esta red puede ser una perfecta sustituta de la operación saco y aquellas personas que quieran hacernos llegar sus donaciones lo pueden hacer con suficientes garantías sanitarias», señalan en el comunicado de ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here