Muchos conductores tomarán en las próximas horas la decisión de conducir de noche o de día durante su “operación salida”. Quizá importe menos para algunos conductores la ruta, carretera, autopista, autovía, etc, que la hora del día a la que iniciar la salida y en función de la decisión, habrá factores de riesgo a tener en cuenta.

Así, como dato general, la posibilidad de sufrir un accidente, es tres veces mayor de noche que de día. La falta de luz, la visibilidad, el tráfico minorado y la fatiga agravan los riesgos y será importante decidir un horario adecuado entre noche y día para no incrementar innecesariamente los riesgos de accidente.

Pero, si finalmente la decisión es utilizar la noche para realizar el trayecto deseado y, este  es largo, os dejamos unos consejos para realizar una buena conducción.

Consejos para conducir de noche:

  • Planifica conducir durante el menor tiempo posible en horario nocturno. Cuanto más tiempo conduzca de noche más dificultad tendrá para enfocar correctamente, distinguir los obstáculos, las indicaciones, los colores, etc.
  • Será muy importante mantener el parabrisas limpio, los faros perfectos, comprueba que todas las luces funcionan correctamente y asegúrate siempre que conduces con la iluminación indicada. Posición, antiniebla, etc..
  • Utiliza las luces largas el mayor tiempo posible. Sin embargo, recuerda que debes apagarlas si hay vehículos a tu alrededor o si viene otro coche en dirección contraria. Puedes provocar un accidente. Recuerda que puedes deslumbrar a los demás conductores.
  • Analiza con detalle tus rutas y evita carreteras en mal estado. Si es posible, procura ir por aquellas vías que conoces y elige las que estén bien iluminadas.
  • No conduzcas si no estás completamente calmado y seguro.
  • Respeta los límites de velocidad, aunque seas el único circulando en la carretera.
  • Vigila la circulación y mira frecuentemente los espejos.
  • Si realizas un viaje largo durante la noche, para con frecuencia. Lo normal  es descansar cada 2 horas. Si conduces durante la noche y notas fatiga, hazlo con más frecuencia.
  • Recuerda incluir en tu equipaje agua es posible que durante la noche sea más difícil encontrar áreas de servicio abiertas en tus paradas.
  • Evita conducir con la luz del habitáculo encendida ya que provoca un mayor contraste y reduce la visión sobre el exterior.
+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre