Un grupo de jóvenes vendiendo adornos navideños. / D. José Manuel

Los diferentes grupos de jóvenes de la Basílica Ntra. Sra. del Socorro de Aspe han recaudado 800€ para la congregación de Religiosas Oblatas del Santísimo Redentor, que se dedican a rescatar y ayudar a mujeres víctimas de la explotación sexual y la prostitución.

Los jóvenes han conseguido obetener estos beneficios de la venta de adornos navideños que ellos mismos elaboraron las semanas precedentes a la Navidad y que vendieron en la puerta de la iglesia, a la entrada y salida de las misas. Don José Manuel Bascuñana, sacerdote y vicario de la basílica explica que llevan “varios años organziando una campaña solidaria en Navidad. Cada año se destinan los beneficios a una asociación y este año han ido destinados a Oblatas”.

Ha sido una labor muy bonita, que los jóvenes han llevado a cabo en equipo. El sacerdote asegura que “todos los jóvenes de confirmación han estado implicados en la elaboración durante dos semanas y, luego, en la venta a partir del 8 de diciembre”. Y que, además de haber hecho una obra de caridad dedicando su tiempo, su ingenio y su esfuerzo, también ha resultado muy enriquecedor porque les ha servido, por un lado, para “tomar conciencia de una realidad que existe” y por otro lado, “para sensibilizarles, educarles en el valor del cuerpo humano, de la persona. Y que por tanto la persona ni se compra ni se vende. Y esto también nos ha dado pie a hablar de los peligros de la pornografía, que a los chicos les convierte en animales y a las chicas en objetos”, explica don José Manuel.

La Congregación de Religiosas Oblatas del Santísimo Redentor ejercen la misión de llevar a Jesucristo a niñas, jovenes y mujeres que sufren la prostitución y la explotación sexual. Estas religiosas viven comprometidas en la defensa de los derechos y la dignidad de la mujer y en la búsqueda de oportunidades de promoción e inclusión para ellas, todo bajo una relación de profundo amor y respeto. Tanto es así que realizan su labor “de incógnito” y desde el anonimato, para preservar su seguridad y la de las mujeres a las que asisten.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre