El candidato de UNIÓN DEL PUEBLO LEONÉS por León a las Elecciones Autonómicas de Castilla y León es licenciado en Ciencias Políticas y Sociologías por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección de RRHH y Master en Prevención de Riesgos Laborales. Durante 12 años fue portavoz y concejal de UPL en Cistierna, secretario de organización del partido durante 6 años, procurador en las Cortes de Castilla y León desde 2015, y Secretario General desde 2017.

Fuera de la política ¿Qué persona se esconde detrás de Luis Mariano Santos Reyero?

Una persona normal que afronta los problemas de cara pero con la mayor de las normalidades y como cualquier ciudadano de a pié, que es lo que soy, con los problemas cotidianos que tiene todo el mundo.

Si le digo “Tercer Sector”, ¿Qué se le viene a la cabeza?

Se me vienen a la cabeza la gran cantidad de Asociaciones sin ánimo de lucro de Acción Social, que son las que de forma altruista trabajan con ciudadanos que tienen problemáticas graves, entre otras, las personas vulnerables, que están en riesgo de exclusión social o personas con capacidades diferentes y cuyos problemas no vienen generados por hechos puntuales sino por problemas socioeconómicos estructurales. En este sentido, los ciudadanos comprometidos con los derechos humanos y la equidad de todas las personas, intentan paliar mediante voluntariado, las situaciones de desigualdad allí donde las administraciones no llegan, o en muchos casos, son complementarias de éstas. Estos voluntarios, cuyo trabajo debemos agradecer y ensalzar de continuo, únicamente buscan la participación de forma activa de todas las personas en la sociedad y la solidaridad entre todos con los que, por los motivos que sean, no han tenido las mismas posibilidades que otros ciudadanos.

Desde la Junta de Castilla y León se busca conseguir una ley del tercer sector, ¿Cuál es la base que su partido consideraría fundamental para que fuera una ley acorde a las necesidades del sector?

Es una buena iniciativa que como siempre, la Junta pone en marcha tarde. Tenemos que recordar que la Ley del Tercer Sector es una Ley Estatal, en concreto, la Ley 43/2015 de 9 de octubre, y en la Junta de Castilla y León se han dado cuenta hace apenas unos meses que debían legislar sobre esto, concretamente, el 14 de septiembre de 2021, por lo que entendemos que llevan seis años de retraso respecto a este tema. Además, aunque en la Junta existe una Ley del Voluntariado, en esta se da cabida tanto a asociaciones sin ánimo de lucro como organizaciones con ánimo de lucro. El Gobierno excluye éstas últimas de la Ley del Tercer Sector de Acción Social, como es lógico.

La base debe ser que estas entidades dispongan de una financiación adecuada y fiscalizada, para que puedan crecer y ayudar cada vez a más colectivos. Las entidades de Acción Social son pilares insustituibles que colaboran al desarrollo del bienestar social de todas las personas, por lo tanto, lo primero que deben tener es una financiación autonómica que les permita ejercer su voluntariado con los medios necesarios.

Consideramos que los fondos se deben repartir en función de la población afectada, las condiciones del territorio y las necesidades que en él hay.  Por eso, en UPL pensamos que la Junta de Castilla y León debe hacer dos planes diferentes para llevar a cabo la Ley del Tercer Sector: uno para la Región Leonesa, que tienen unas características especiales por su orografía y su reparto poblacional disperso muy numeroso en núcleos rurales, y otro Plan para las provincias castellanas que mayoritariamente tienen la población repartida en pocos y grandes núcleos de meseta donde es más fácil actuar.

Son muchísimas las Asociaciones de ámbito social que existen en León, es consciente de la gran labor que desarrollan en el día a día para facilitar a afectados y familiares ese apoyo tan necesario en momentos tan difíciles?

Por supuesto que somos conscientes. Y no solo lo somos, sino que colaboramos con ellas en todo lo que desde nuestra posición podemos hacer. Siempre estamos a disposición de cualquier Asociación que ayuda con su esfuerzo, implicación y trabajo altruista que los leoneses que están en condiciones de vulnerabilidad, exclusión social y otras situaciones, lleguen a estar incluidos en la sociedad y puedan desde ese momento, ser parte de la colectividad leonesa y ser uno más, pudiendo llevar una vida digna. Así que, desde estas páginas, nos ponemos a disposición de todas ellas para que, en la medida que nosotros podamos colaborar con ellas, hacerlo.

¿Cree que se apoya lo suficiente a estas Asociaciones, tanto económica, como burocráticamente?

Desde la Junta de Castilla y León, no. Primero porque hasta hace tres meses no existía la Ley del Tercer Sector, como he dicho antes, y luego porque desde la Junta se ha preferido gastar ingentes cantidades de dinero en chiringuitos que solo sirven para colocar personas a dedo e intentar crear identidades ficticias. Si todos los millones de euros que se han dedicado desde la Fundación Villalar a crear identidad “castellanoleonesa” sin conseguirlo y que se siguen dedicando desde la actual Fundación Castilla y León, con distinto nombre pero con los mismos objetivos, se dedicaran a las Asociaciones que prestan este tipo de Servicios Sociales, tendríamos en la actualidad una sociedad mucho más equitativa, con la riqueza mejor distribuida y con las necesidades básicas atendidas en muchas personas que siguen estando en exclusión social. No podemos permitirnos el lujo de gastar 700.000 euros en una ópera sobre los Comuneros como forma de adoctrinamiento autonómico, mientras hay personas vulnerables que se ven desamparadas. Así que no, económicamente no se apoya a estas asociaciones lo suficiente y se derrocha el dinero en adoctrinamientos inútiles. La burocracia viene a ahondar todavía un poco más en esta falta de apoyo institucional por parte de la Junta de Castilla y León.

¿Qué destacaría de su programa electoral en materia social? ¿Por qué?

Nuestro programa electoral en materia de derechos sociales es un programa que no deja a nadie atrás. Presentamos medidas de apoyo a colectivos vulnerables como las mujeres víctimas de violencia de género, las mujeres, niños y niñas que son víctimas de la trata para la explotación sexual; queremos terminar con cualquier lacra social. Anteponemos los derechos humanos a cualquier tipo de situación burocrática, aunque nuestro modelo intenta que todas las personas de nuestro país estén en condiciones de legalidad, no podemos criminalizar a quien, por motivos de guerras, maltrato o hambre, llegan a nuestro país buscando simplemente, tener derecho a una vida digna. Consideramos que hay que respetar las leyes en este sentido y lógicamente nos amparamos en ellas. Nuestro respeto hacia todos los colectivos LGTBI+ ya que la Constitución dice que no se puede discriminar a nadie por cuestiones de raza, sexo, religión y nosotros somos un partido que respetamos por encima de todo, nuestra Carta Magna como modelo de convivencia.

Por lo tanto, presentamos un programa social que intenta terminar con los desequilibrios entre las personas y conseguir una sociedad segura y justa para todos y todas.

¿Sobre la Dependencia como considera que se encuentra León actualmente y que cambiaría?

Como en muchas otras cosas, cambiaría la centralización que ha llevado a cabo la Junta de Castilla y León en todas las materias. No es lógico que llamen a un anciano para ver qué tal se encuentra, desde Valladolid, y que toda la dependencia de la autonomía se lleve desde allí. Cuando hay una emergencia, los helicópteros están ubicados en Valladolid, por lo que el tiempo de desplazamiento es alto. Esta concentración de recursos en una sola ciudad no tiene como objetivo prestar un mejor servicio a los dependientes sino crear más puestos de trabajo en Valladolid en detrimento del resto de provincias de la autonomía. Por lo tanto, eso es lo primero que cambiaría. Y después, los recursos dedicados a la dependencia. Como en la pregunta anterior, si no se despilfarrara tanto dinero en chiringuitos, se podría atender con más residencias y más medios a las personas dependientes, que muchas veces ven como acceder a una residencia lleva años, porque las listas de espera son interminables y muchos mueren antes de tener ese acceso. Desde luego, la dependencia es una de las políticas que necesita mucha mejora en esta autonomía.

¿Qué podría hacer la Junta Castilla y León, para que hubiera mucho más dinero para la investigación y así poder tener más conocimientos a la hora de luchar contra las enfermedades, pandemias, etc.?

Esta pregunta me obliga a reiterar lo que he comentado ya en dos ocasiones. Eliminar Fundaciones y Empresas Públicas que tienen grandes inyecciones de dinero público y que no sirven para nada, más que para colocar gente que no ha pasado por pruebas de igualdad, mérito y capacidad, sino que se desconocen los procesos selectivos por los que se coloca a esa gente y todos sabemos que se crean para colocar amigos.

Lo segundo, pasaría por provincializar los presupuestos de acuerdo a lo que dice la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas. No es lógico que del 100% del presupuesto autonómico, aproximadamente el 45% se lo queden en la Junta de Castilla y León y no den cuentas de en qué se gastan ese dinero. El presupuesto autonómico se debe repartir en función de la población y el territorio y de esa forma, cada provincia podría dedicar sus fondos a sus necesidades más perentorias.

Recordemos que, en el caso de esta pandemia, la Junta invirtió 4,7 millones de euros de los que no reparte como debería entre todas las provincias, en reformar en Valladolid el hospital de la Rondilla como “hospital de pandemias”. Este hospital ha estado en funcionamiento cinco meses y medio y ahora permanece cerrado. Nos ha salido a todos los leoneses y castellanos a millón al mes y atendió un total de 513 pacientes. Esto ha sido un derroche a manos llenas, mientras a los ancianos de la montaña leonesa se les hacía desplazarse kilómetros y kilómetros para poder vacunarse.

Estas son las dos acciones fundamentales que debería realizar la Junta de Castilla y León: eliminar chiringuitos inútiles y provincializar el total del presupuesto autonómico.

Cada vez son más las personas con enfermedades denominadas “raras”, y muchas de ellas denuncian que se sienten abandonados sanitariamente, en muchos casos no se cubren operaciones que ellos mismos tienen que costearse. ¿No cree que deben tener los mismos derechos que cualquier ciudadano con otro tipo de enfermedad? ¿Qué aportarían para que esto cambie?

Este es un tema muy complejo y totalmente ideológico. Por supuesto que UPL está a favor de que se investigue más sobre enfermedades raras, ya que todos los ciudadanos tienen que tener el mismo derecho a la salud y a la vida. Pero como acabo de decir, esto es meramente un tema ideológico: si dedicamos recursos a adoctrinar a los ciudadanos, no los podemos dedicar a la investigación, porque los recursos son limitados. Desde este punto de vista, si tenemos incidencia en el gobierno de Castilla y León, consideraremos como fundamental la salud pública y la investigación, e invertiremos todos los recursos posibles en ella, eliminando gastos inútiles y superfluos como los que he mencionado ya varias veces a lo largo de esta entrevista. Para nosotros lo primero son las personas y su derecho a la vida. La inversión en investigación es la única que salva vidas, como hemos visto con esta pandemia en la que, gracias a los recursos aportados por Europa, las farmacéuticas han logrado poner en el mercado vacunas que están salvándonos a millones de ciudadanos en un tiempo récord.

Si tuviera que dar un porcentaje de cómo se encuentra actualmente la política social en León ¿Cuál sería?, ¿Cree que es suficiente?

Digamos que al 40%. Y lógicamente no es suficiente. Faltan recursos por parte de la Junta de Castilla y León y eso se nota en toda la política social que se lleva a cabo desde la provincia.

¿Qué carencias sociales considera que tenemos en la provincia de León?

Fundamentalmente dos: la falta de residencias públicas de mayores con precios asequibles. Las pocas que hay ahora tienen precios muy altos y la atención no es especialmente digna de mención. Como segunda carencia, la atención sanitaria al mundo rural. No se pueden prestar servicios en función de parámetros de empresa privada, porque los servicios son deficitarios per se, pero hay que prestarlos. No podemos dejar abandonados a los ancianos sin consultorios médicos en el mundo rural, sobre todo en la Región Leonesa donde muchos pueblos quedan incomunicados en invierno y no tienen ni siquiera señal de internet ni de teléfono. No se pueden hacer las políticas que se han venido haciendo desde la Junta de Castilla y León de cerrar consultorios porque no son rentables. Tampoco se puede vender ahora, en época de elecciones, que se abren todos los consultorios cuando la realidad es que no es cierto, muchos están cerrados y otros que no lo están no hay médicos para atenderlos. Consideramos que estas son nuestras dos principales carencias en la provincia a las que la Junta no ha sabido dar respuesta.

El trabajo del voluntario fue muy visible durante la pandemia, ¿Cree que hay que apostar mucho más para que estas personas no solo se vean reconfortadas personalmente sino también reconocidas públicamente e incluso más protegidas? ¿Qué aportarían para que así fuera?

Efectivamente el trabajo realizado por los voluntarios fue no solo visible sino muy necesario para todos. Pensamos que el reconocimiento social y la visibilidad que se les da es más bien escasa. Sí que es cierto que se premia al Voluntariado desde el Ayuntamiento, pero quizás organizar jornadas en la calle, Ferias del Voluntariado periódicas para acercarles más a la gente, que se conocieran más y sobre todo en las que se informara cómo se puede participar en ellas, sería fundamental. Todo el reconocimiento que se les haga, quedará corto.

¿Son suficientes las ayudas sociales que se destinan para la provincia de León?

Como ya he repetido en numerosas ocasiones, no, no son suficientes.

¿Su programa electoral en materia social es el más ambicioso que han tenido?

Siempre hemos tenido un programa electoral que abarcaba las materias sociales en toda su amplitud, porque nuestro partido apuesta por la dignidad de la persona, por la salud y por no dejar a nadie atrás, bien sea por causas de enfermedad, sociales, de vulnerabilidad, de desestructuración o incluso por reveses que da la vida como vimos en la crisis de 2011, en el que muchas familias de clase media se quedaron sin nada de un día para otro. ¡Qué necesarios fueron ahí los voluntarios del Tercer Sector de Acción Social!

Para terminar, y siempre pensando en materia social, ¿Por qué deberían votar a UNIÓN DEL PUEBLO LEONÉS y no a otro?

Por todo lo que acabo de exponer en esta entrevista. Porque para nosotros el bienestar de los ciudadanos está por encima de todo. No hay nada más satisfactorio que trabajar por el cuidado de las personas y para nosotros es algo que llevamos en nuestro ADN. Por ese motivo los ciudadanos de la Región Leonesa, que es el marco territorial en el que nos presentamos, deben votar a UPL y no a otro.

Muchas Gracias Luis Mariano por mostrar la parte más social de su partido.

Muchas gracias a vosotros por la oportunidad que nos habéis dado.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre