El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo está configurando un plan piloto de prioridad peatonal en el Barrio de Pinilla, concretamente en las calles Boeza, Eria y Jamuz, con el objetivo de facilitar el acceso al edificio infantil del CEIP Antonio Valbuena de los padres y madres así como del alumnado y docentes que cada día acuden a este centro educativo.

Se trata de una iniciativa pionera que convierte en peatonal a estas tres vías, sin necesidad de rebajar aceras, permitiendo que los peatones puedan transitar por las calles sin necesidad de subirse a las aceras, que en algunos tramos son muy estrechas para personas en sillas de ruedas o con carritos de bebés.

Esta experiencia piloto se ha diseñado por los técnicos municipales, que aún no está finalizado puesto que aún hay que colocar la señalización vertical y que se ha ejecutado gracias al contrato de 31.000 euros de la Concejalía de Servicios Generales para la mejora de la seguridad vial en todo el municipio. De hecho, ya se ha actuado en puntos como Azorín o el entorno de la piscina de San Andrés.  

Si esta iniciativa pionera en el municipio tiene éxito en cuanto a aceptación de quienes acuden al CEIP Antonio Valbuena así como de los vecinos y vecinas, con los que se habló previamente para adecuarse a sus necesidades, la idea es que se pueda extender a otros puntos del municipio.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre