La candidata del PSOE por León a las Elecciones Autonómicas de Castilla y León, Nuria Rubio García (Villaseca de Laciana, 1988), es Secretaria de Organización del PSOE de León y miembro del Comité Autonómico, Provincial y Federal.

Fuera de la política, ¿qué persona se esconde detrás de Nuria Rubio García?

Se esconde una lacianega de corazón y una política por vocación. Una mujer, una leonesa preocupada por su tierra, dispuesta a dar lo mejor de sí misma para luchar por los intereses de nuestra provincia en Castilla y León. Somos un territorio maravilloso lleno de recursos y de personas con proyectos de vida ilusionantes.

Si le digo “Tercer Sector”, ¿qué se le viene a la cabeza?

Se me viene a la cabeza la defensa de los derechos e intereses sociales de los ciudadanos y ciudadanas, especialmente de aquellos colectivos vulnerables o personas en riesgo de exclusión. El Tercer Sector carece de ánimo de lucro, pero es un sector comprometido y totalmente necesario. Si no fuera por el trabajo de las entidades y los voluntarios y voluntarias que las conforman, nuestra sociedad sería mucho menos amable, empática y solidaria. Sin duda, sería un lugar mucho peor.

Desde la Junta de Castilla y León se busca conseguir una ley del tercer sector, ¿cuál es la base que su partido consideraría fundamental para que fuera una ley acorde a las necesidades del sector?

Desde el PSOE queremos definir un marco de trabajo colaborativo entre las entidades del tercer sector y las instituciones, para poner en el centro sus demandas y desarrollar acciones que atiendan a las personas que lo necesiten con eficacia y transparencia.

Este proceso de diálogo y participación ciudadana que promovemos buscaría la innovación social, para conseguir una respuesta personalizada a las necesidades sociales de la ciudadanía en múltiples ámbitos: salud, educación, empleo, políticas de igualdad, etc. El proceso culminaría en una Ley de Innovación Social de Castilla y León, con competencias en toda la Comunidad, para favorecer el trabajo coordinado entre el Tercer Sector, la Administración Autonómica y las empresas con objetivos sociales.

Son muchísimas las asociaciones de ámbito social que existen en León, ¿es consciente de la gran labor que desarrollan en el día a día para facilitar a afectados y familiares ese apoyo tan necesario en momentos tan difíciles?

En el PSOE de León intentamos estar en contacto continuo con estas asociaciones, manteniendo reuniones con sus representantes y conociendo, de primera mano, sus problemáticas específicas y la fantástica labor que hacen.

Creemos en el trabajo que estas asociaciones realizan en beneficio de las mujeres, los jóvenes, las personas que padecen alguna enfermedad, personas con discapacidad, colectivos vulnerables, población inmigrante, personas LGTBI+… Son tantas y atiendan a tantos aspectos fundamentales desde el punto de vista del interés social que, por supuesto, estamos siempre dispuestos a tender una mano y colaborar en todo lo posible. Es nuestro deber, nuestro compromiso y nuestra ilusión.

¿Cree que se apoya lo suficiente a estas asociaciones, tanto económica, como burocráticamente?

El Partido Socialista siempre ha apostado por la política social como prioridad de su acción pública, pero queda todavía trabajo por hacer y las reformas, cuando son ambiciosas, no son sencillas. Es verdad que deberíamos mejorar los mecanismos de relación burocrática entre las Administraciones y las asociaciones, por eso apostamos por el diálogo antes de desarrollar planes estratégicos.

Nuestro compromiso es garantizar la financiación de las asociaciones y poner a su disposición los recursos de la Administración autonómica tras el 13 de febrero. Queremos fomentar el reconocimiento social del Tercer Sector y pretendemos invitarle a participar en la agenda institucional de la Comunidad, para que las asociaciones sean tenidas en cuenta en las políticas públicas que las afecten.

¿Qué destacaría de su programa electoral en materia social? ¿Por qué?

El blindaje presupuestario de los derechos sociales de la ciudadanía de Castilla y León es un punto fundamental en nuestro programa. Queremos garantizar un sistema de protección social y evitar la precarización de los servicios públicos del Estado de Bienestar. Lamentablemente, hemos vivido esta degradación en la Comunidad con los recortes efectuados a partir de 2012 y, en la actualidad, a causa de la pandemia.

Por eso mantenemos el compromiso electoral de establecer un suelo de inversión social equivalente, al menos, al 12% del PIB de Castilla y León. Para garantizar una sanidad de calidad, la educación, la atención a las personas dependientes, la lucha contra la pobreza, el acceso a la vivienda y las políticas de fomento del empleo.

Tras la nefasta gestión del gobierno del Partido Popular durante treinta y cinco años de mandato en Castilla y León, los servicios sociales han perdido su inspiración universalista y su vocación transformadora y de intervención comunitaria. Además, la brecha de las desigualdades de acceso entre las ciudades y municipios prestadores de servicios y el medio rural, se ha profundizado. Queremos darle la vuelta a esto. Queremos evitar que el PP siga precarizando las ayudas y servicios para los más débiles y que se ponga fin a las limitaciones de la capacidad de acción de los servicios sociales.

Sobre la Dependencia, ¿cómo considera que se encuentra León actualmente y que cambiaría?

La de León es una población envejecida. Por eso es tan importante en nuestra provincia pelear por las prestaciones y servicios públicos de las personas en situación de dependencia y sus familias. Nuestro compromiso es que todas las personas en situación de dependencia, y de forma específica los mayores, reciban todos los servicios y prestaciones que necesiten para mantener su autonomía personal.

Si algo nos ha demostrado esta pandemia es la fragilidad del sistema de centros residenciales para personas mayores, que se encuentra prioritariamente en manos privadas en nuestra Comunidad. Es preciso mejorar la coordinación entre servicios sanitarios y residencias, entre el personal asistencial de ambos sistemas y, también, entre los responsables públicos de la gestión.

Hay que tomar medidas para evitar la fuga de profesionales sanitarios de los centros residenciales públicos, a través de su integración dentro de SACyL, mejorando sus condiciones laborales. Y hay que garantizar el acceso a una plaza residencial o un centro de día, además de ampliar las prestaciones del servicio de ayuda a domicilio. Se trata de aliviar en lo posible la carga de cuidados de los familiares de las personas dependientes y de brindar a estas unos espacios dignos, amables y acogedores.

¿Qué podría hacer la Junta Castilla y León, para que hubiera mucho más dinero para la investigación y así poder tener más conocimientos a la hora de luchar contra las enfermedades, pandemias, etc.?

En el PSOE creemos que la I+D+i es la palanca de desarrollo que precisa nuestra Comunidad, porque añade valor a la actividad económica y empresarial y porque genera empleo cualificado. Nos encontramos en un momento único de oportunidad y cambio, somos el partido que se toma en serio la ciencia y la innovación. Somos quienes hemos logrado atraer fondos europeos para impulsar la renovación basándonos en la investigación, el avance tecnológico, el desarrollo sostenible y la innovación. Pero es necesario hacer converger los estándares europeos mediante un Plan Autonómico de I+D+i, incrementando progresivamente la inversión hasta el 3% del PIB de la Comunidad. Ese es nuestro compromiso.

Proponemos crear un organismo autonómico de investigación científica, similar al ICREA catalán o el IKERBASQUE del País Vasco, para impulsar la actividad científica en nuestra comunidad autónoma, en colaboración con centros de investigación de excelencia. Un organismo que pondría en marcha un programa de incorporación de investigadores e investigadoras y que se dirigiría a la captación y retención de talentos. Para esto, es necesario establecer y consolidar las relaciones de las Administraciones autonómicas con las universidades y los centros de investigación existentes.

Cada vez son más las personas con enfermedades denominadas “raras”, y muchas de ellas denuncian que se sienten abandonados sanitariamente, en muchos casos no se cubren operaciones que ellos mismos tienen que costearse. ¿No cree que deben tener los mismos derechos que cualquier ciudadano con otro tipo de enfermedad? ¿Qué aportarían para que esto cambie?

Nuestro compromiso con la salud y la Sanidad es vital, independientemente del tipo de enfermedad. Entendemos que hay patologías que, al ser poco frecuentes y afectar a un porcentaje menor de la población, son menos conocidas por la sociedad, pero no por ello son menos importantes.

Por eso queremos garantizar la Atención de Salud a las personas que las padecen y que conviven, día a día, con el dolor y la incertidumbre de las “enfermedades raras”. Todos merecemos una Sanidad cercana y de calidad, sin importar los factores sociales, económicos, culturales, de género… y, mucho menos, la enfermedad que se padezca.

También creemos que hay que apostar por la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, aplicando estrategias que nos permitan optimizar nuestros recursos sanitarios y alcanzando un diagnóstico precoz. Si algo nos enseñan las “enfermedades raras” es la importancia de contar con unidades de diagnóstico cualificadas que permitan detectar estas patologías a tiempo.

Si tuviera que dar un porcentaje de cómo se encuentra actualmente la política social en León, ¿cuál sería?, ¿Cree que es suficiente?

No me gustaría “mojarme” ofreciendo un número porque creo que hay cosas que no se pueden cuantificar a la ligera, a las que hay que aplicar otras medidas de análisis, corrección y mejora más allá de las cifras. Y los servicios sociales son una de esas cosas.

Lo importante es garantizar los derechos sociales al conjunto de la ciudadanía leonesa, en condiciones de equidad y siguiendo unos estándares de cobertura, dotación de recursos y acceso a los servicios, para garantizar su calidad en toda provincia.

¿Qué carencias sociales considera que tenemos en la provincia de León?

Hay mucho que mejorar en lo que respecta a la Atención Primaria sanitaria. Por eso queremos incrementar progresivamente la financiación hasta alcanzar el 25% del total del presupuesto sanitario y constituir, en los primeros cien días de gobierno autonómico socialista, un grupo de trabajo con agentes sociales, colegios profesionales, representantes de los trabajadores y trabajadoras, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y plataformas de defensa de la salud pública.

El objetivo es elaborar y consensuar una estrategia de planificación y organización de la Atención Primaria de nuestra Comunidad Autónoma para definir debilidades y obstáculos y garantizar una asistencia integral y de calidad, tanto en el medio urbano como en el rural.

El trabajo del voluntario fue muy visible durante la pandemia, ¿cree que hay que apostar mucho más para que estas personas no solo se vean reconfortadas personalmente sino también reconocidas públicamente e incluso más protegidas? ¿Qué aportarían para que así fuera?

Por supuesto, hay que reconocer y agradecer la labor de los voluntarios y voluntarias de las entidades sociales. Nuestro compromiso con el voluntariado pasa por promover la visibilidad de su acción voluntaria, como referencia de compromiso y ética, de acción ciudadana. Por eso queremos garantizar la financiación de las organizaciones de voluntariado y poner a su disposición recursos de la Administración autonómica que pudieran ser de interés para su actividad.

También queremos promover el voluntariado de la juventud y las personas mayores activas, activando el voluntariado escolar y fortaleciendo el social, que es el que más tradición tienen en nuestra Comunidad, en diversos ámbitos: comunitario, internacional, cultural, de seguridad vial, etc.

¿Son suficientes las ayudas sociales que se destinan para la provincia de León?

No. De hecho, los servicios sociales han sufrido severos recortes en los años de gobierno popular, tanto en prestación de servicios como en cuanto a personal. La Junta ha abandonado la cofinanciación de programas y actividades de reinserción social y se ha centrado en el asistencialismo, en la pura tramitación de prestaciones.

Esto es insuficiente, hay que priorizar la intervención social proactiva, la acción social comunitaria y las políticas de prevención e inclusión social. Apostar por servicios sociales que generen empleo de calidad y calidad de vida.

¿Su programa electoral en materia social es el más ambicioso que han tenido?

Seguramente. Lo que tenemos muy claro es que hay que salvaguardar y garantizar un mínimo de inversión social, blindar los derechos sociales. Este es nuestro compromiso electoral y nuestra promesa de futuro gobierno.

Para terminar, y siempre pensando en materia social, ¿por qué deberían votar al PSOE y no a otro?

Porque, tal y como comenté antes, somos el partido que apuesta por la política social en Castilla y León. El plan concertado para el desarrollo de las prestaciones básicas de servicios sociales, promovido por el Gobierno socialista en 1988, supuso la puesta en marcha del sistema de servicios sociales por parte de comunidades autónomas, ayuntamientos y diputaciones provinciales. Ese es nuestro aval y nuestra garantía. Siempre hemos apostado por lo público y lo seguiremos haciendo. El PSOE fue el partido que hizo que se dejara atrás la beneficencia para dar paso a un sistema de derechos. Así que ahora no podemos dar ni un paso atrás.

Muchas gracias Nuria por mostrar la parte más social de su partido.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre