Óscar Iglesias, una vida dedicada al voluntariado

Óscar Iglesias, Subjefe de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Sariegos

0

Óscar Iglesias lleva muchos años en el mundo del voluntariado, tanto en Protección Civil, como en Cruz Roja y junto a sus compañeros estuvieron animando a los vecinos del municipio leonés de Sariegos durante la pandemia. Actualidad Social León se ha entrevistado con él para que nos cuente de primera mano su dilatada experiencia en el mundo del voluntariado

¿Cuántos años hace que decidió realizar voluntariado?

La verdad que, con 18 años, cuando realizaba el servicio militar en Cruz Roja Españolas, ya realizábamos guardias voluntarias, a parte de las obligatorias por “la mili”, sobre todo fines de semana y festivos. A partir de ahí, no he dejado de pertenecer a Cruz Roja y Protección Civil que siempre han sido mi pasión.

¿Habla de pasión, el voluntariado puede llegar a convertirse en algo pasional?

Efectivamente, creo que toda persona que alguna vez en la vida ha realizado voluntariado sabe de lo que hablo. Cuando tú le dedicas una parte, de lo que hoy se considera el bien más preciado, de tu tiempo a mejorar la vida de los demás, o incluso a salvar su vida, pues te das cuenta que sólo se hace por pasión, para nosotros es un premio ayudar a los demás, es el pago que recibimos cuando realizamos estas labores voluntarias.

Son muchos años dedicados al voluntariado, ¿Por qué Cruz Roja y Protección Civil?

Siempre me ha apasionado el mundo sanitario, en concreto emergencias, de hecho, actualmente me encuentro estudiando el grado medio de Técnico de Emergencias Sanitarias, cuando vas en una ambulancia y ves lo importante que es la vida, contribuir a poder salvársela a una persona es lo más bonito que puedes hacer. Es verdad que dentro de Cruz Roja también he realizado labores en el Centro Provincial de Coordinación de León y en el de Alicante donde tienes una misión mucho más coordinadora.

Protección Civil surgió cuando empezó a desaparecer la “utilidad” de Cruz Roja en el mundo del transporte Sanitario, en ese momento teníamos inquietud por seguir haciendo voluntariado, entonces con mi amigo Juan Antonio (Jefe de Agrupación de Protección Civil de La Robla) decidimos dar vida a la Agrupación de La Robla, una de las primeras que se crearon en la provincia. A partir de ahí, fueron años como Jefe de Voluntarios hasta que por necesidades de trabajo me desplace a Alicante, donde volví al mundo sanitario en Cruz Roja de Sax. Actualmente me encuentro de nuevo en Protección Civil, con un equipo de profesionales increíble en la Agrupación de Sariegos.

¿Cuál es su labor actualmente e la Agrupación?

Desempeño la función de Subjefe de Agrupación, coordinando un equipo de unas 44 personas, una coordinación llevada a cabo de forma conjunta con el excelente trabajo de Marcelino (Jefe de Agrupación), Cristian (Jefe de Intervención), Diego (Jefe de Unidad), Marta (Jefa de Grupo) Omar, Emilio, Javi y Ana (Jefes de Equipo) y Sheila (Secretaria de Agrupación). Todo ello capitaneado por nuestro concejal de área, Carlos López. Se trata de un equipo de voluntarios profesionales en distintos ámbitos que con su experiencia aportan la firmeza y el buen hacer de nuestra agrupación. Y no olvidar a todos los voluntarios y voluntarias que sin ellos nada sería posible, sobre todo destacar a voluntarios que, por estar en edad de riesgo, llevan meses sin poder prestar servicio pero que siempre han estado al pie del cañón y sin lugar a dudas, cuando todo esto pase, seguirán dedicando su tiempo. Destacar el trabajo durante la pandemia del equipo Psicológico, formado por Carol, Denisse y María, que siguen realizando a día de hoy, para dar apoyo a aquellas personas que lo necesitan, apoyadas por nuestro equipo médico con Camino y Rosa al frente. Sus charlas y consejos han sido de mucha utilidad.

Durante la pandemia fue importante el trabajo de Protección Civil, en el cual estuvo enfrentándose a los riesgos que esto conlleva ¿Sintió miedo?

La verdad que miedo no, pero si respeto, estábamos en la calle, ayudando a que la gente lo llevara lo mejor posible en el confinamiento, y sabias que siempre estaba el riesgo de contagio, pero compensaba cuando veías a la gente por las ventanas aplaudiendo y reconociendo nuestro trabajo. Fue una decisión acertada por nuestro Ayuntamiento y un gran trabajo de toda la Agrupación apuntándose a los servicios.

¿En qué consistía vuestro trabajo durante la pandemia?

La verdad que fueron muchas las tareas que realizamos, la más importante era suministrar a las personas mayores o que no podían salir de casa por estar con el Coronavirus, de alimentos, medicamentos o incluso desplazarles a consultas médicas o regresar a sus domicilios después de estar hospitalizados. También hacíamos tareas de desinfección y la más gratificante salíamos todas las tardes dos patrullas recorriendo las calles con una megafonía donde no paró de sonar el resistiré para dar ánimos a las personas que se encontraban en su casa durante muchos días. También felicitamos el cumpleaños y les obsequiábamos con un pequeño regalo que les daba el Ayuntamiento, tanto a niños como mayores. Ver esos ojos emocionados era algo que nunca olvidaremos, al igual que recibir esos aplausos desde las ventanas te ponía los pelos de punta y en muchas ocasiones llorábamos de la emoción, considero que ellos y ellas fueron los auténticos héroes y heroínas de esta terrible pandemia. La cantidad de muestras de afecto que recibimos fue el mejor pago que recibimos.

¿Qué saca en limpio de esa experiencia?

Que somos un pueblo que valora el trabajo de las personas y que esta pandemia nos puso a todos en el mismo dinero, el virus no entiende de dinero, ni de razas, ni de sexos, ni de nada, todos y todas somos iguales, y nuestras vidas tenían el mismo valor. Sobre todo, me quedo con la sensación de que la gente ya no nos ve como los de naranja que ayudan a aparcar coches, sino como los voluntarios y voluntarias que se juegan su vida para ayudar a los demás a que todo sea más fácil.

¿Cuál sería el consejo que le daría a la gente que nunca ha hecho voluntariado y tienen esa inquietud?

Les dejaría una frase que está presente en mi día a día: “una decisión sin acción es una intención”. No vale con pensar las cosas, hay que hacerlas sin miedos, el voluntariado sea, en el ámbito que sea, es algo reconfortante a nivel personal, cuando ayudas a una persona esa sensación es única. Todos necesitaremos alguna vez en la vida que alguien nos ayude de manera desinteresada y altruista. Les invitaría a pasar un día en cualquier agrupación o asociación y una vez vivida la experiencia podrán decidir con más criterio.

¿Se siente orgulloso de la Agrupación a la que pertenece?

Muchísimo, y no solo de nuestra agrupación, sino de tantas que hay en nuestra provincia que cuando se necesitan se apuntan de manera rápida para colaborar, somos un equipo que jamás dejara a nuestros vecinos y vecinas solos ante el peligro. Han sido tiempos difíciles pero que nos ha hecho mejores personas. No me cansaré de dar las gracias a todos los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Sariegos por el trabajo que realizan en todos y cada uno de los servicios.

¿Sienten el apoyo del Ayuntamiento de Sariegos?

Sin ellos, nada de esto sería posible, en todo momento se nos facilitan los medios materiales y recursos necesarios para realizar nuestra labor, quizá echamos de menos el apoyo de administraciones que deberían apostar más por nosotros, como es el caso de la Junta de Castilla y León, donde considero que el área de Protección Civil debería valorar mucho más el trabajo voluntario, y darse cuenta de la cantidad de horas de servicios que realizan de manera altruista, para, en muchos casos, cubrir sus necesidades. Simplemente pedimos medios materiales acordes a los servicios realizados. Menos mal que los Ayuntamientos no escatiman en nada, sino las agrupaciones municipales desaparecerían. Desde aquí mi agradecimiento a nuestro concejal de Protección Civil, que es un voluntario más, al alcalde y al equipo de gobierno por su apoyo diario.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre