La Comisión Organizadora de los Actos en Conmemoración del 250 Aniversario de la Muerte de Jorge Juan y Santacilia, con la colaboración de la concejalía de Medio Ambiente, ha organizado, bajo el lema “Apadrina Árboles”, una reforestación que tiene como objetivo “devolver a la naturaleza una parte de los árboles que el insigne ingeniero naval noveldense utilizó en el siglo XVIII para la construcción de los barcos diseñados para renovar la flota de la Armada Española”.

La reforestación, que se está llevando a cabo por la brigada forestal, se está realizando en la ladera noreste del Monte de la Mola, en los antiguos bancales situados junto a la subida del Sendero PR-CV311, desde el antiguo partidor de la Comunidad de Regantes y concluirá este próximo domingo con un pequeño acto simbólico a las diez de la mañana, cuando miembros de la Asamblea Amistosa Literaria y representantes políticos participen en la plantación.

La iniciativa, que dotará a la zona de 200 almendros y 50 algarrobos, se complementará con la colocación de un sistema protector contra animales y la instalación por parte del Ayuntamiento de un sistema de riego por goteo que asegure el crecimiento de los árboles en el futuro.

La concejala de Medio Ambiente, Lourdes Abad, que ha agradecido el trabajo de la Asamblea Amistosa Literaria y de la Comisión Organizadora de los actos en torno al 250 aniversario del fallecimiento de Jorge Juan, ha afirmado que desde el Ayuntamiento “siempre apoyaremos este tipo de iniciativasque inciden en la reforestación y el mantenimiento de los árboles de la ciudad”.

Apadrina árboles

Desde la Comisión Organizadora de los Actos en Conmemoración del 250 Aniversario de la Muerte de Jorge Juan y Santacilia su presidente, Pepe Boyer, ha indicado que la ciudadanía tiene la posibilidad de colaborar con la reforestación apadrinando alguno de los árboles plantados a través de un donativo de 10€ y ha recordado que “esta iniciativa entronca con la reforestación realizada en el año 1913, en el 200 aniversario del nacimiento de Jorge Juan, en la que los jóvenes de la época realizaron una plantación en el camino viejo (escalinata) de acceso al Castillo de la Mola”.

Pepe Boyer ha afirmado que el “apadrinamiento, que se podrá realizar en la Librería La Farándula, permitirá a los donantes poner su nombre, el de algún miembro de su familia o de alguna persona allegada a algunos de los 250 árboles plantados en las laderas de la Mola”.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre