Todos hemos escuchado que ante una avería o un accidente tenemos que señalizar el lugar del accidente, para prevenir al resto de usuarios de dicha situación en la vía, y en consecuencia, adapten su conducción a dicha circunstancia, pero ¿ sabemos realmente los pasos que hay que dar? Hoy vamos a dedicar estas líneas para analizar esa situación, el motivo es el elevado número de accidentes que se ocasionan tras una mala señalización del lugar del accidente, o avería, o incluso por la peligrosidad que dicha señalización puede entablar para quien sufre el altercado; el no aplicar correctamente la ley en ocasiones, puede costarnos la vida.

Ante un accidente ya seamos víctimas o hallamos parado a socorrer, el nerviosismo a veces es tal, que lo primero que hacemos es ir a socorrer a las victimas, olvidando señalizar el accidente, acción que debe ir en primer lugar, ya que ante todo hay que PROTEGER a las víctimas, al resto de usuarios de la vía y a nosotros mismos de sufrir otro percance.

Si sufrimos una avería o un accidente en vía urbana, es menos problemático porque vamos a encontrar ayuda más fácilmente, pero en vía urbana o autopistas el peligro ante un percance de este tipo es mayor. Lo primero que debemos hacer, es estacionar el vehículo en lugar donde no entorpezca la circulación del resto de vehículos, siempre que sea posible, dado que puede darse el caso de que del impacto o la avería el coche no permita su desplazamiento.

Triángulos de preseñalización de peligro

Una vez se produce la inmovilización, del vehículo, se utilizarán los triángulos de preseñalización de peligro, salvo que las condiciones de circulación no permitan hacerlo. Los triángulos se colocarán, uno por delante y otro por detrás del vehículo, como mínimo a 50 metros de distancia y en forma tal que sean visibles desde 100 metros, al menos, por los conductores que se aproximen. En calzadas de sentido único, o de más de tres carriles, bastará la colocación de un solo dispositivo, situado como mínimo 50 metros antes. Además, se encenderá la luz de emergencia, de los vehículos implicados.

Si el accidente tiene lugar en autopista o autovía, en condiciones de baja visibilidad o entre la puesta y salida del sol, se encenderán también las luces de posición y, en su caso, las de gálibo. Sin olvidar hacer uso  del chaleco reflectante de alta visibilidad  que es obligatorio cuando se salga del vehículo, y se ocupe la calzada o el arcén de las vías interurbanas.

Colocados muy cerca del vehículo no sirve

No obstante la colocación del triángulo tenemos que entender que es para avisar al resto de los usuarios de la vía de la existencia de un peligro en la misma, por lo tanto debe ser visible para ellos, por lo que si la ocasión lo requiere la distancia de 100 metros deberá aumentarse, por ejemplo si existe una curva o cambio de rasante… Se suele ver, en ocasiones, los triángulos colocados muy cerca del vehículo algo que no sirve, ni protege, por lo que debemos entender el fin del mismo, que no es evitar una sanción sino protegernos y proteger al resto de usuarios de sufrir un incidente. Una vez realizada la señalización ya podemos llamar a nuestro seguro, o a los servicios que correspondan según las consecuencias del incidente sufrido.

En este punto, me gustaría hacer una reflexión, ¿qué pasa si la avería o el accidente le sufre una persona con movilidad reducida, una persona mayor,…? O simplemente si el punto kilométrico es peligroso, y podemos correr  peligro si salimos del vehículo???? Debemos salir igual a poner los triángulos? La respuesta es que no, dado que la normativa nos dice que si la acción de colocar los triángulos no es segura para nosotros, o no lo permiten la condiciones de la circulación no es obligatorio (art. 130.3 del Reglamento de Circulación).

Help Flash

Pero en este caso, sino existe señalización en la vía, ¿cómo se percatan el resto de usuarios de ese peligro? Pues para este tipo de situaciones, hemos conocido un dispositivo, que sus fabricantes denominan Help Flash, el cuál a mi modo de ver facilita la señalización del peligro en este tipo de circunstancias.

Es un dispositivo que ha sido el ganador en el III Premio de Emprendedores y Seguridad Vial convocado por Línea Directa. El motivo de su existencia han sido las fatídicas estadísticas a las que nos enfrentamos en el ámbito de la seguridad vial. En este caso, sus fabricantes vieron la necesidad de este dispositivo cuando conocieron un estudio publicado en 2013 por RACE y Goodyear, con la colaboración de la DGT. El estudio indicaba que casi el 50% de las averías en carretera se producen por daños eléctricos del vehículo y el 90% de los atropellos suceden en situaciones de baja o nula luminosidad.

Visible a un kilómetro de distancia en condiciones de baja luminosidad

Su funcionamiento es muy sencillo, requiere de segundos para su instalación, frente a varios minutos que necesita la colocación de un triángulo. Lo principal es tenerlo a mano, cogerlo, sacar la mano por la ventana y colocarlo en el techo, el simple contacto con la chapa activa el dispositivo. Es visible a un kilómetro de distancia en condiciones de baja luminosidad. Utiliza tecnología LED, es ligero, funciona con pila alcalina de 9V, con autonomía de dos horas y media en el modo de emergencia.

Jorge Costas, uno de sus creadores, explico en una de las entrevistas concedidas que “gracias a un reflector parabólico, que emite un triple destello ámbar en todas direcciones, el vehículo averiado o accidentado puede ser detectado por el resto de conductores sin necesidad de que el conductor tenga que descender del mismo”.. y anticipo, además, que “dentro del equipo estamos trabajando para mejorar el dispositivo para dotarlo de conectividad y que permita emitir avisos a los servicios de emergencia o la asistencia en carreteras“.  Mejora que sería de mucha utilidad dado que llamaría directamente al 112, o al servicio que se precise. Sin duda un invento útil, y que nos puede ser de mucha ayuda en la carretera.

Luz blanca en modo linterna

Pero este dispositivo tiene otra función, que puede sernos de mucha ayuda, una  luz blanca en modo linterna, que ilumina 360 grados y nos permite tener ambas manos libres para, realizar la función que precisemos, cambiar una rueda, o visualizar lo que necesitemos.

Muchos de vosotros igual ya lo conocíais, otros igual no, y ambos os podéis plantear la duda….. ¿es legal?, la respuesta es si es legal se puede utilizar perfectamente en las situaciones indicadas, o incluso como complemento del  triángulo.

El consejo de hoy, es que ante un siniestro o avería lo más importante es proteger el lugar para evitar males mayores, señalizando correctamente.

Si tu vehículo es un obstáculo en la vía, házselo saber al resto de usuarios

Fdo.- Gema Rodríguez García

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre