El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo se une este lunes, 17 de abril, a la conmemoración del Día Mundial de la Hemofilia, por lo que por primera vez se va a iluminar la fachada de rojo para reivindicar y visibilizar a quienes tienen esta enfermedad.

Se trata de una iniciativa que llega después de que la presidenta de la Asociación Leonesa de Hemofilia, Patricia María Merino, y su vocal, Alicia Balmaseda, así lo solicitaran en una reunión a la alcaldesa, Camino Cabañas, quien ha especificado que se va a trabajar en la visibilización de esta enfermedad y en la realización de acciones formativas.

La Hemofilia es un trastorno de coagulación en la que uno de los factores de la sangre, ya sea el VIII o el IX, que promueve dicha coagulación se encuentra ausente y por lo tanto cuando se produce un golpe o herida, el enfermo no tiene la capacidad física para crear coágulos que paren la hemorragia. Esto requiere de un tratamiento inyectable que proporciona el factor necesario desde una fuente externa.

Como en todas las enfermedades crónicas, aún no hay una cura permanente para la hemofilia, tan solo medicamentos que por muy avanzados que estén resultando, y en efecto, los nuevos tratamientos son muy revolucionarios, únicamente permiten a los hemofílicos convivir con su enfermedad, según explican desde la Asociación Leonesa de Hemofilia.

“Esta convivencia, que antaño era difícil, incluso peligrosa en la terrible época de las transfusiones de sangre, se ha vuelto más llevadera, pero tan solo por la lucha de aquellos que nos precedieron desde las asociaciones y la Federación Nacional. Gracias a esas voces, ahora los jóvenes con hemofilia no tienen que enfrentarse al VIH ni a la Hepatitis, y en su gran mayoría, pueden vivir vidas dignas”, explican desde el colectivo.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre