El trabajo bien hecho siempre obtiene su recompensa y en materia de vinos se materializa en los reconocimientos que reciben las bodegas que los elaboran. En el caso de Bodegas Pinoso, el pasado mes de noviembre obtuvieron tres medallas de oro en Berlín que reconocen la calidad de tres de sus vinos: Diapiro Roble (añada 2020), Vermador Crianza (añada 2019) y un novedoso Vino de Autor Colección Privada 2019, que ha comenzado a cosechar reconocimientos a pesar de no estar todavía a la venta, cautivando al jurado del Berliner Wein Trophy 2021.

El director comercial de la entidad vitivinícola, Miguel Ángel Díaz, explicaba en Radio Pinoso que “ya lo hemos enviado a diferentes concursos y está recibiendo la máxima puntuación; es el resultado del trabajo que estamos realizando en este nuevo proyecto desde hace año y medio”.

El proyecto de este nuevo vino se basa en la excelencia de todas las variedades y las viñas del territorio de Pinoso. Se trata de una producción muy pequeña, limitada a 1.100 botellas, y cada año se seleccionará aquella variedad que destaque por su estado óptimo y sirva para mostrar bajo esta marca la filosofía del proyecto (uva sana de cepas con bajos rendimientos y mucha concentración, algo diferente al resto de vinos que comercializa la bodega). Para Díaz “es como un Do de pecho de la bodega para demostrar que, a pesar de ser una cooperativa, los vinos que elabora tienen gran potencial y una alta calidad”.

Sobre la estrategia de distribución de este exclusivo vino, la idea es presentarlo a concursos internacionales para que se convierta en un referente de la bodega. Una vez se ponga a la venta se enviarán pedidos a aquellos clientes que lo deseen, siempre en lotes de 3 botellas con estuche Premium personalizado. Lo curioso es que cada año será diferente, ya que dependerá de la variedad que se emplee en su elaboración.

“Al final no se trata de hacer solo un monastrell de calidad”, que fue la variedad elegida para el vino premiado. Según explica el director comercial de Bodegas Pinoso, “se trata de aunar el concepto de excelencia con el de vanguardia e innovación. Escoger la mejor uva y aplicar la mejor intención para lograr un producto excelente, lo que no sería posible sin la labor que vienen realizando los agricultores de la bodega”.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre