Un estudio publicado por la Fundación Alzheimer España y llevado a cabo por el Global Burden of Disease y publicado en la revista “The Lancet” indica que los casos de demencia en el mundo podrían triplicarse para el año 2050. Las principales causas asociadas a este incremento serían, según indica el estudio, el aumento de la población y el envejecimiento de la misma. En España, el estudio indica que este incremento será del 83%, esto es, de los más de 800.000 casos de demencias diagnosticados en 2019, se prevé que esta cifra pudiera llegar a los 1,5 millones para el año 2050.

Por otro lado, cada vez existe una mayor evidencia de que en América del Norte y Europa se está produciendo una tendencia decreciente del número de nuevos de casos de demencia que se diagnostican cada año. Esto se cree que es debido principalmente al aumento de los niveles educativos de la población y las mejoras en el control de los factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares. En el año 2020 una comisión de expertos de la revista “The Lancet” publicaron un artículo en el que se identificaban los 12 factores de riesgo modificables asociados al desarrollo / aparición de la demencia. Estos factores de riesgo son baja educación, hipertensión, pérdida de audición, tabaquismo, obesidad, depresión, inactividad física, diabetes, aislamiento social, exceso consumo de alcohol, traumatismos craneoencefálicos y la contaminación (Livingston et al., 2020).

El aumento del número de personas con demencia subraya la necesidad de que las instituciones y las autoridades en el ámbito de la salud pública incrementen sus esfuerzos de cara a la planificación y toma de decisiones políticas orientadas a cubrir las necesidades que tienen las personas con demencia y sus familiares. Entre las medidas que describe el artículo, serían aquellas orientadas controlar los factores de riesgo y la inversión en la investigación para profundizar en el conocimiento de los mecanismos biológicos subyacentes que pudieran ser la causa de la enfermedad. Estas medidas, informa el artículo, serán clave a la hora de cambiar los incrementos que se esperan de personas afectadas con demencia a nivel global (Kisa et al., 2022).

El estudio ha tenido como propósito mejorar las estimaciones previas disponibles sobre cómo van a evolucionar las demencias a lo largo del tiempo. A su vez también trata de ofrecer una herramienta útil para que “cada país” pueda tomar medidas de cara a la toma de decisiones y priorizar los recursos disponibles en función de su situación particular.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre