Luis de Valdés

El escritor madrileño Luis de Valdés nos habla de su novela Pintor de LUZ que saldrá a la venta en lo próximos días.

Luis de Valdés nació en Madrid en 1980, es Maestro de profesión y actualmente es directivo en una empresa tecnológica. Es autor de algunos cuentos como «Cuentos para Gonzalo» o «Los Reyes sin nombre» y de artículos de liderazgo empresarial. Ahora se ha lanzado con su primera novela de misterio ambientada en el Madrid de principio de los 80.

Pintor de Luz está protagonizada por una detective con una manera de pensar un poquito diferente y especial. Ocurre en un momento en el que Madrid se esta abriendo pero en una sociedad aún muy machista, por lo que no es capaz de conseguir ningún caso. Esto la lleva a la necesidad de asociarse con un ex-policía, que no es tan brillante como ella, pero que aporta la imagen que el cliente está dispuesto a contratar. A partir de ahí, surgen una serie de historias, casos y asesinatos, rodeados de un montón de dificultades a las que la protagonista se tiene que enfrentar en medio de un Madrid aún muy machista.

¿Quién es Luis de Valdés?

Soy un enamorado de la literatura. Soy Maestro de profesión pero por avatares de la vida me dediqué más al mundo de la venta y soy directivo en una empresa tecnológica. Sin embargo, mi anhelo siempre ha sido escribir y esta novela, salga como salga, ya supone un sueño cumplido.

¿Por qué escribir? ¿Te viene desde niño o es algo que has descubierto recientemente?

Llevo toda mi vida escribiendo, lo que pasa es que escribía para mí o, como diría el poeta Benítez Reyes, escribo para mis amigos. Un día mis escritos llegaron a manos expertas en literatura y pensaron que eran muy buenos. A partir de ahí, seguí escribiendo relatos para entrenarme hasta que llegó el momento de escribir algo y enseñárselo a los demás. Pero si te soy sincero, realmente es una novela escrita para mi gente y sobre todo para divertirme mientras escribía algo que me llenase. Pero finalmente, tengo la sensación de que es una novela escrita para mi mujer quien siguió todo el proceso de creación muy de cerca leyendo capítulo a capítulo. Más allá de todo esto, todo lo que suponga que le llegue a alguna persona, pase un buen rato o genere una reflexión, me daré por satisfecho.

¿Planificas las historias al detalle o dejas que surjan sobre la marcha?

Te diría que un poco de las dos cosas. Es verdad que hay un trabajo previo donde tengo una estructura en la cabeza pero la historia también te va diciendo un poquito por dónde tiene que ir. Es decir, esa estructura no es rígida. Hay cosas que cambian, cosas que siguen sus propios caminos y otras siguen la estructura que había pensado de inicio. Más allá de cómo va surgiendo la historia, lo que sí hay es un trabajo muy extenso de documentación. De cómo era ese Madrid de los 80, de cuestiones más técnicas que tienen que ver con la investigación, cuestiones de carácter histórico, etc. Hay un trabajo muy amplio y muy exhaustivo de documentación, así como de volver a vivir la ciudad, de redescubrirla y entenderla. Por tanto, la historia va surgiendo de forma libre pero dentro de una estructura previamente diseñada.

¿Tus historias son completamente ficticias o te basas en experiencias reales?

La historia es ficción total aunque recoge algún hecho histórico o sirve como vehículo para contar cosas que sí que pasaron. Aunque sea una historia de ficción, a mí me sirve para redescubrir esa ciudad que fue el escenario de mi infancia y yo creo que estamos ahora en un contexto un poco nostálgico. Es más, me ha servido para enseñarle a mi hijo el Madrid de que yo viví y que es un poco distinto del que vivimos ahora.

«Escribir significa libertad y encontrarme conmigo mismo»

¿Qué significa para ti escribir?

Escribir para mí significa Libertad. Es ese momento en el que yo me enfrento a un folio en blanco y me encuentro conmigo mismo. Es un momento de sinceridad total. Una de las cosas que a mí me han movido a la hora de escribir este relato y de no tener ninguna presión económica ni de éxito, es el escribir exactamente lo que yo quiero escribir y cómo lo quiero escribir, independientemente de si crees que puede funcionar mejor o peor. Es un momento de reconciliarme conmigo mismo y de ser totalmente libre.

¿Qué le dirías a las personas que les gusta escribir y no se atreven a hacerlo?

Les diría que nunca dejen de intentarlo. Escribir es un proceso íntimo, personal, pero seguro que hay personas que están interesadas en escuchar lo que uno tiene que decir. Cada persona es un mundo, una historia, una manera de enfrentarte a la vida y de entender el universo. Yo creo que todo el mundo que tenga vocación y ganas de escribir debiera intentarlo.

«El proceso de creación de la novela me ha hecho redescubrir a mi mujer»

Para terminar, unas preguntas random que le hago a todo el mundo,

¿A qué persona has descubierto últimamente a la que admiras?

Siempre he admirado a mi mujer pero esta manera de vivir el proceso de creación de la novela tan juntos y tan de la mano, ha hecho que descubra cualidades de ella que no tenía tan presentes.

Y para terminar, ¿Qué es lo último que te ha preocupado?

Desde que soy padre me preocupa todo lo que tiene que ver con el futuro de los niños. Lo que tiene que ver con su entorno más inmediato, hasta cierta medida, lo controlamos dentro de un orden, pero me preocupa hacia dónde vamos como colectivo y qué mundo van a tener dentro de unos años.

Luis de Valdés, un escritor apasionado que ha encontrado en su novela Pintor de Luz la forma de redescubrir el Madrid de su infancia y de reencontrarse consigo mismo.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre