Como recuerda la doctora Lluch, «ahora sabemos mucho mejor como tratar a cada paciente de cáncer».
Como recuerda la doctora Lluch, «ahora sabemos mucho mejor como tratar a cada paciente de cáncer».

El cáncer es una enfermedad que sigue estando muy mitificada y que socialmente es muy compleja, puesto que cuando se recibe la noticia de la detección y diagnóstico, los pacientes creen que será su fin, cuando realmente, no tiene porque ser así.

Lo primero que piensan es «no puede ser» (negación). Después se lanzan a sí mismos varias preguntas: «¿Y por qué a mí?», «¿cómo se lo dirè a mi familia?», «¿cómo lo afrontaran?». Más tarde, lo asumen y buscan información sobre la solución hasta que finalmente aceptan el tratamiento.

Entre la primera y la segunda etapa los enfermos lo pasan muy mal, van perdidos. Estos pacientes atraviesan todo tipo de sentimientos, desde negación hasta el miedo, pasando por la rabia, la impotencia, la resignación, etc.

«La sociedad debe de cambiar la visión del cáncer»

«La sociedad debe de cambiar la visión del cáncer porque, hoy en dia, una gran proporción de casos ya no equivalen a una muerte segura». Asi lo afirma Ana Lluch, jefa de Hematología y oncóloga del Hospital Clinico de Valencia y única catedrática de Oncología de España.

Un aspecto decisivo es que, fruto del gran esfuerzo investigador, se ha profundizado en la biología molecular y el genoma, para crear farmácos que amplian la curación y cuando esta no es posible, cuando hay metastásis, alargan la vida del paciente y en buenas condiciones.

Como recuerda la doctora Lluch, «aún hay muchos aspectos pendientes de investigar, aunque sabemos mucho mejor como tratar a cada paciente».

El diagnóstico precoz: una de las claves

El diagnóstico precoz, se ha convertido en lo más importante, porque de éste depende dar el mejor tratamiento en cada caso. Todos los pacientes deben de tener acceso a estos diagnósticos por biología molecular. 

Aunque es cierto el susto inicial persiste, no lo es menos que los y las pacientes van afrontando el cáncer de manera distinta. 

El paciente decide y maneja su enfermedad

No solo aumentan los tratamientos contra el cáncer, sino que también el papel de los y las pacientes es cada vez más participativo. Se les hace ser figura clave en la toma de decisiones y en el manejo de la enfermedad. 

Esto se suma al acompañamiento y el apoyo psicológico que, en muchos casos, se hace extensivo a los familiares, tras haber asumido el sistema que el familiar también está sufriendo en un grado muy parecido al del paciente.

De hecho, la incertidumbre por la que atraviesa la gente que hay alrededor del paciente es una evidencia, al no saber si estarán a la altura de los cuidados que se requieren, si podrán hacer frente a todo (trabajo, casa y niños, si los hay). 

Por lo tanto, se debe formar a estas personas en los tipos de cuidados, la alimentación adecuada, el trato anímico del paciente y para que puedan aceptar que el enfermo o enferma tenga momentos que no quiera ver a nadie y poder respetarlo.

El susto persiste, pero se puede enfrentar el cáncer de otra manera

El susto, como he mencionado anteriormente persiste, pero cuando al paciente se le explica bien las opciones de tratamiento y el pronóstico, lo enfrenta de otra manera.

Es, por ello, que  tanto la doctora Lluch como un número de profesionales sanitarios relacionados con la Oncología abogan por erradicar el cáncer como palabra maldita. 

Presidenta de la Asociación Amunt Contra el Cáncer | + posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre