Cáritas, Cruz Roja y EAPN (Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión) recibieron la recaudación obtenida con la venta de la tarjeta solidaria de Alimerka. La compañía puso en marcha esta campaña, a través de su fundación, con el objetivo de apoyar a los más afectados por la crisis social del Covid-19

Las 25.798 tarjetas vendidas permitieron repartir 77.394 euros entre las delegaciones territoriales de estas tres entidades en Asturias, Castilla y León y el norte de Lugo. La recaudación fue repartida de forma proporcional a las ventas entre las delegaciones territoriales de las tres entidades beneficiarias: Asturias, Castilla y León y el norte de Lugo (A Mariña). En las cuatro provincias de Castilla y León en las que Alimerka tiene presencia (Burgos, León, Valladolid y Zamora) la recaudación total fue de 16.794 euros. Cáritas, Cruz Roja y EAPN recibieron 5.598 euros cada una.

El director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco, explicó que la iniciativa surgió «durante el estado de alarma porque eran muchos los clientes que mostraban interés por colaborar y no preguntaban si preveíamos iniciar alguna campaña de recogida».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here