Te encuentras atrapada dentro de la plazoleta, sin saber que salida coger y con la presión dedecidir en cuestión de segundos.

Te aconsejan que cojas directamente la segunda, que es más rápida y que llegarás a tu destino.

Pero en tu mente, revolotea la idea de tomar la primera salida. Ya sabes a dónde te lleva lasegunda, pero quizás esta primera te ofrezca otro paisaje.

Que miedo, que presión, que angustia. No tengo ni idea de lo que debería de hacer y al fin decuentas es una decisión exclusivamente mía y eso me carga más.

Llevo tanto tiempo dando vueltas en este círculo que he perdido la noción, la dirección e incluso la emoción.

Mi pecho solo siente presión, mi cabeza solo da vueltas y más vueltas y el resto de mi cuerpo sigue cansado y con dolor.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre