“Guía del voto por correo en lectura fácil” es una nueva publicación para facilitar el voto

Arancha, Carolina, Esther y Josefina son las protagonistas de la campaña «Cuéntamelo fácil» que lanza Plena inclusión Castilla y León para pedir a las administraciones que los colegios electorales sean accesibles cognitivamente y a los partidos políticos que sus programas electorales estén en lectura fácil.

Estas cuatro representantes del Foro de Plena inclusión Castilla y León abanderan esta campaña que da continuidad la campaña de Plena inclusión «Mi voto cuenta» que, después de años de reivindicación, permitió que en 2018 casi 10.000 personas con discapacidad intelectual recuperaran su derecho al voto en la comunidad, un derecho que pudieron ejercer en los cuatro comicios que se celebraron al año siguiente. 

Esas citas electorales demostraron que legalmente las personas con discapacidad intelectual pueden votar como cualquier ciudadano, pero todavía hay déficits en el entorno que impiden ejercer ese derecho de manera plena: documentos extensos y con lenguaje técnico y difícil, falta de comprensión del proceso electoral, colegios electorales sin señalización, etc. Por ese motivo, ahora alzan su voz Arancha, de Aspanias; Carolina, de Fundación San Cebrián; Esther, de Aspodemi; y Josefina, Asprona Bierzo , en nombre de todas las personas con discapacidad intelectual de la comunidad para pedir que la información esté en lectura fácil para poder votar de forma consciente y sabiendo a qué dan su voto.

Ellas desde su realidad y las particularidades de su entorno piden también mayor presencia de los problemas que les preocupan a las personas con discapacidad en la campaña electoral: más empleo para las personas con discapacidad intelectual; un lenguaje claro con respecto a todos los cambios sobre la «tutela» de antes; mejor comunicaciones y ayudas para moverse en entornos rurales…

En esta línea de hacer la política más fácil, Plena inclusión Castilla y León ha realizado una guía en lectura fácil sobre “El voto por correo” para facilitar a las personas que opten por esta forma de votación cómo deben de hacerlo. Además, se ha adaptado a Lectura fácil el manual de mesa electoral (pendiente de revisión por parte de la Junta Electoral Autonómica) con el fin de garantizar el acceso a la información a  las personas con discapacidad intelectual que participen en la mesa (desde el 2018 todas la personas pueden ser llamados a estar en una mesa electoral). Y finalmente, se ha realizado un “mailing” a todos los partidos políticos con el fin de que incorporen la lectura fácil en sus programas políticos.


La campaña consta de cuatro vídeos con testimonios de cada una de ellas sobre una necesidad clara de «lectura fácil y un entorno más accesible»; diferentes soportes gráficos con peticiones a una política más fácil; una guía sobre voto por correo en lectura fácil y un cuestionario sobre la accesibilidad de los colegios electorales. 

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre