El 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje. Implantado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 2005, para concienciar a la población sobre la importancia de tratar los residuos como corresponden para proteger el medio ambiente. Hay que reducir el volumen de los residuos generados y minimizar nuestra huella de carbono. Se puede resumir en la regla de las tres erres:

Reducir

Cuando hagas la compra, intentar adquirir productos a granel, que tengan el mínimo envasado posible. A ser posible ninguno. Usa bolsas de tela.

Reutilizar

Dar una nueva vida a las cosas que ya no nos sirven. Antes de tirarlas a la basura, piensa que te pueden servir para otra cosa: botellas, bolsas y cajas de cartón pueden tener varios usos y servir como maceteros, para decoración, construir cosas, etc.

Reciclar

La mayoría de materiales que utilizamos pueden reciclarse. Esto depende de las instituciones y de nosotros mismos. Por ejemplo, el reciclaje de 1.000 kg de papel salva la vida de 17 árboles.

Si tienes que tirar separa los residuos y deposítalos en el contenedor correspondiente:

  • Contenedor azul: Papel y cartón.
  • Contenedor amarillo: Envases (botellas, bolsas, latas) Limpia antes los envases y, en lo posible, aplástalos para disminuir su volumen.
  • Contenedor verde claro: Vidrio. Limpia antes los envases y quita las tapas.
  • Contenedor verde oscuro: Resto de residuos y materia orgánica.

Hay asociaciones dedicada a la conservación del medio ambiente, pero está en mano de todos cuidar nuestro planeta. Y parece que poco a poco la sociedad se va mentalizando, ya que El uso del contenedor amarillo creció un 8,1% y el del azul un 2,2% en 2020 a pesar de la pandemia.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre