‘Ingeniería industrial en el territorio’, la nueva exposición temporal del Museo de la Energía

‘Ingeniería industrial en el territorio. El patrimonio industrial’ es el título de la nueva exposición temporal que alberga La Fábrica de Luz. Museo de la Energía. Organizada en colaboración con el Colegio de Ingenieros Industriales de León (COIILE), la muestra se podrá ver gratuitamente en el muelle de carbones hasta el domingo 15 de mayo y está dirigida a público general.

La presentación de la muestra a los medios ha tenido lugar la mañana de este miércoles y ha contado con las intervenciones de Agustín Nogal, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Industriales de León; Óscar Diñeiro, presidente de la Asociación de Ingenieros Superiores Industriales de León y Yasodhara López, directora de La Fábrica de Luz. Museo de la Energía.

Esta exposición recoge una serie de procesos industriales que se desarrollaron en el territorio, desde los ingenios hidráulicos como los molinos hasta la minería, el ferrocarril o las centrales termoeléctricas. Asimismo, la muestra traslada al visitante a lugares donde esos elementos industriales estaban instalados recreando la idea de cómo la industria, además de situarse cerca de los núcleos urbanos, estaba también extendida por todo el territorio. Compuesta de paneles con imágenes e información sobre los elementos industriales y sus localizaciones, la muestra se acompaña a su vez de dos piezas cuya función era dar cobertura a algunos elementos industriales que se presentan en la exposición.

EL REGULADOR DE WATT: UNA PIEZA DE EXCEPCIÓN

Destaca por su antigüedad el regulador de Watt o tipo Watt, procedente del Molino de los Curas en Mansilla de las Mulas y que data aproximadamente de 1900. Éste fue uno de los ingenios de vapor que James Watt, quien patentó la máquina de vapor en 1769, creó para mejorar y solucionar los problemas de funcionamiento de los entonces modernos aparatos.

Conocido en muchos lugares como regulador de bolas, este aparato histórico y original se trata de un mecanismo de movimiento cinético que produce un giro. La velocidad del giro de las bolas depende del movimiento generado por una máquina o por un ingenio mecánico. Fijando los límites en el regulador, éste avisaba con un sonido cuando el movimiento hacía que saliese de dichos márgenes. Este regulador podía avisar de que la presión de vapor era más elevada o menos de lo adecuado para el funcionamiento del ingenio al que se aplicaba.

Ésta era la función del regulador que se puede observar en la exposición, el cual estaba adaptado y conectado al movimiento de un molino hidráulico y avisaba si la piedra del molino giraba más rápido o más lento de lo normal, permitiendo así ajustar el caudal de agua en la turbina a la velocidad requerida para la molienda.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre