lunes

En esta sociedad que vive con prisa, todo está diseñado para esperar con ansia el fin de semana. Esa parada para recargar pilas y disfrutar de cosas diferentes mientras se recarga energía para encarar una nueva semana. Y así se nos pasa la vida, deseando siempre que llegue el fin de semana.

Las personas que aman los lunes y odian el fin de semana

Sin embargo, hay personas que no se alegran de su llegada. Se sienten raros, desubicados y sin saber qué hacer. En la gran mayoría de los casos, la soledad es el motivo de esta circunstancia. Normalmente, las personas que están solas encuentran en el bullicio del trabajo y de la calle la mejor distracción.

Desde siempre nos han vendido la idea de que hay que esforzarse durante la semana para poder disfrutar del fin de semana. Por el contrario, hay personas que sienten verdadera ansiedad con la llegada del sábado y del domingo.

Algunas razones para odiar el fin de semana

Quienes se sienten solos o asilados suelen tener sentimientos de ansiedad cuando tienen que gobernar su tiempo y llenar tantas horas con algo que hacer. El trabajo les mantiene activos durante la semana pero durante el fin de semana tienen demasiado tiempo para pensar y reflexionar sobre la vida, cosa que no es tan agradable a veces.

Hay otros que necesitan contacto social continuo y no tienen problemas para mantenerlo durante la semana. En fin de semana es más difícil.

«Se nos ha hecho creer que debemos ser productivos»

Por otro lado, en la sociedad se nos ha hecho pensar y tener la falsa creencia de que debemos ser productivos. La productividad es uno de los aspectos que más valora la sociedad de hoy en día en este sistema capitalista. El fin de semana, para algunas personas, trae la sensación de no ser productivo o de estar perdiendo el tiempo.

«Sentirse fuera de lugar»

Otros, se sienten fuera de lugar porque experimentan mucha soledad y piensan que no encajan con los demás. Por otro lado, se sienten culpables de no disfrutar del tiempo libre mientras otros sí lo hacen.

¿Cómo puedo mejorar el fin de semana?

En primer lugar, sé amable contigo mismo y no te auto-tortures. Todo lo que sientas está bien.

Una cosa que te puede ayudar es hacer cosas divertidas, nuevas, interesantes. No tener a nadie con quien hacer planes no significa que no se pueda hacer nada. Haciendo actividades diferentes puedes encontrar compañía por el camino. Por eso hacer actividades puede ayudarte a conocer gente nueva.

Abraza el aburrimiento. En esta vida que llevamos de prisas y ansiedad, es necesario aprender a para y aburrirse. El problema es que a veces, da un poquito de miedo quedarse a solas consigo mismo. Inténtalo y no te juzgues.

Y por último, algo que ayuda mucho es hacer voluntariado. Ayudar a los demás siempre es una opción para encontrar sentido a ser «productivo» en nuestro tiempo libre.

+ posts

Dejar respuesta

Deja tu comentario aquí...
Nombre